¿Eres una persona disruptiva?


 

SER DISRUPTIVA

 

Podríamos definir el ser una “persona disruptiva”, como aquella que rompe con todo lo establecido a su alrededor o en su propio interior, ya sea en el ámbito personal o profesional.

La RAE define el adjetivo “disruptivo,va”, como “que produce disrupción”, es decir, que provoca una “rotura o interrupción brusca”. Por lo tanto, lo primero que para mi salta a la vista es que ser una persona disruptiva signiifca romper con algo establecido en nuestro carácter, en nuestra conducta o en nuestros hábitos personales o profesionales.

Pero la pregunta entonces es valorar si este concepto es realmente tan novedoso o si lleva entre nosotros toda la vida desde que el Hombre es Hombre, porque:

  • ¿Supuso una disrupción el uso del fuego, o la invención de la rueda o de la imprenta?
  • La llegada a la Luna ¿fué un acontecimiento disruptivo que influyó posteriormente en muchos aspectos sociales y tecnológicos?
  • ¿Están provocando los robots una disrupción en el ámbito laboral que hace que muchos puestos de trabajo puedan estar en peligro por las máquinas?
  • Y ahora incluso EE.UU. que parecía que sería inmune a las tendencias populistas que se están dando en Europa, puede estar a punto de tener un Presidente como Donald Trump que es la disrupción en estado puro y que además sucedería al primer Presidente negro que ya supuso todo un hito en la sociedad americana

Estos son sólo algunos de los millones de ejemplos que a lo largo de nuestra existencia como seres humanos se han producido a nivel global, pero también muchos de nosotros a nivel particular los vivimos día a día: cuando una pareja se divorcia; cuando el padre o la madre, rompe con su trabajo y su estatus para buscar una nueva forma de realizarse profesionalmente; cuando alguno de los hijos deja la carrera de Medicina porque realmente lo que le gusta es ser cantante; cuando nos hacemos vegetarianos porque pensamos que la carne que comemos es de lo más perjudicial para nuestro organismo; o cuando rompemos con nuestra religión tradicional en la que nos hemos educado o al contrario, pasamos del ateísmo más recalcitrante a pensar que espiritualmente hay algo más en nuestras vidas.

Ser una persona disruptiva es ser una nueva persona porque cuando rompemos con aquello a lo que estamos acostrumbados a usar, a decir, a pensar o a defender, rompemos bruscamente con aquello en lo que estábamos establecidos.

Para mi es necesario ser disruptivo, pensar de una forma creativa cada día, abriendo la mente a nuevas conocimientos, a nuevas experiencias, a nuevas ideas,…. (aunque como todo, no llevemos esta nueva forma de ser, a los límites más peligrosos o malintencionados). Y si esto lo trasladamos además a las Marcas, a las Empresas, qué decir tiene que es absolutamente necesario trabajar en ello, porque el consumidor de hoy en día provoca una disrupción contínua en nuestras acciones de Marketing y Ventas.

En una entrevista que le realicé en nuestro programa a Isra García, él definía a un ser disruptivo como una persona que está “out of the box”, que piensa diferente y que la disrupción es intentar ver todo desde otro lado, desde otro punto de vista, no asumiendo nada preestablecido y cuestionándolo todo.

Aprovechemos por lo tanto estos días de vacaciones y relax y seamos un poquito disruptivos en nuestras vidas.

¡¡Feliz semana y feliz disrupción!!